29 noviembre 2013

4 AÑOS. 1 MES. 11 DÍAS




Señoras y señores, con lágrimas en los ojos escribo estas líneas, porque al fin Tarragona vuelve a tener salas de cine en la ciudad.
Llamadlo síndrome de Estocolmo, pero ya ni siquiera me queda la energía suficiente como para mantener la indignación que me llevó a escribir esta carta hace 4 años:


El tiempo transcurrido es, desde cualquier punto de vista, intolerable. Pero miremos hacia el futuro. Olvidemos la ineptitud y falta de respeto a la misma cultura y a unos ciudadanos que, estupefactos, se han visto obligados a pasar por las fases del duelo.
No es sano contar el tiempo desde una ruptura, por lo que aceptemos ya una nueva relación sin temor por los posibles fallos. Borremos definitivamente el teléfono de la ex. Esta liturgia debe llevarse a cabo. Y esta tarde, lo haré con ilusión, comprando mi entrada para la primera sesión.

P.D: Si resulta todo un desastre ya os lo contaré, pero maldita sea, seamos optimistas. Es día para serlo!

Stay tuned!



6 comentarios:

  1. Y qué tal la experiencia? Muchas cosas se están moviendo, por suerte, en el mundo de la distribución. A alguien se le ocurrió que igual la gente no iba al cine porque era caro (primera experiencia familiar, dos progenitores y una niña, sábado por la tarde, 27 euros...déu n'hi do!). Además de coger el coche e irte a ese paraíso lejano que será paraíso para quien quiera pero no para mí. Y sí, al bajar el precio de las entradas se han dado cuenta que la gente quiere ir al cine y puede llegar hasta llenar las salas a pesar de lo que aparezca en la pantalla pueda estar muy lejos de lo que se podrían llamar obras maestras.
    Por cierto, el título deel post me ha recordado al título de una película rumana ganadora en Cannes, tan dura como recomendable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues oiga, muy bien la sala. Lo único raruno es que las entradas se compran en el mostrador de las palomitas. Hay que aceptar que es un negocio. Condiciones de visionado fantásticas, y para los que vengáis de fuera, el cine está en el mismo párking, con tres horas gratuitas.
      Eso sí, la peli de Ridley Scott un truñete. Con esos mimbres, no se podía esperar más de lo que es: Un capítulo ampliado de Miami Vice, de los más justillos.

      Eliminar
  2. Por 'esta tarde' me refería a la del viernes, como los posts suben sobre las 00:30...
    A ver qué tal. Caerá Woody Allen, seguramente. El resto de la cartelera es un páramo para todo aquél que no sea adolescente con subidón de hormonas o un niño con poco nivel de exigencia.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, pinta bien para usted, mujer e hija: Las entradas os costarán 5 euros en taquilla, todos los días (2 progenitores y máximo 4 niños hasta 13 años)

    ResponderEliminar
  4. molt bona la teva carta! jaja!! a mi em fot com a por el cinema allà dalt de tot, segur que parc central està construït per aguantar 6 sales de cine al terrat?? em fa ilu i mal rotllo a parts iguals...
    i per cert, on és la cartellera? no l'he vist per enlloc...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://www.yelmocines.es/cines/parc-central-3d

      Eliminar

OPINAD, OPINAD, MALDITOS: